<
Historia de la enfermedad celíaca

 

Home
Guía restaurantes y hoteles
Supermercados
Marcas
Casos reales
Recursos
Blog
Contacto

 


• Subscríbete a nuestro boletín •








DIETA CELÍACA



Conocer los alimentos

Lo más importante para empezar es conocer qué alimentos contienen trigo, cebada, centeno y avena*, para quitarlos de nuestra dieta. Simplemente con esto el intestino puede empezar a recuperarse. Al estar tan extendidos estos ingredientes en

muchos alimentos esta tarea puede parece colosal, pero por el contrario hay muchos alimentos que de forma natural están libres de gluten, como los alimentos frescos, sin procesar y sin aditivos. Ejemplos de categorías de alimentos libres de gluten son la fruta, vegetales, pescados, carnes y lácteos.

En la sección de RECURSOS DEL CELIACO de nuestra página web podrás encontrar una lista pormenorizada de ingredientes seguros (sin gluten), otra lista de ingredientes prohibidos (contienen gluten), y una lista dedicada a bebidas alcohólicas.

Históricamente la avena no se recomienda en la dieta celiaca porque la avenina (proteína en la avena) se consideraba tóxica para individuos con intolerancia al gluten. Sin embargo investigaciones recientes en Europa y USA describen que la avena puede ser tolerada en dosis moderadas tanto por pacientes infantiles como adultos. No obstante hay que tener en cuenta que la avena que se comercializa suele estar habitualmente contaminada con trigo o cebada durante el proceso de elaboración. Por ello se recomienda mucha prudencia con su consumo para asegurarse que es realmente pura. Siempre consulte a su médico con respecto a este asunto.



Creando una cocina “segura” para celíacos

Para poder crear un ambiente completamente libre de gluten es importante hacer una revisión a fondo de lo que tenemos en nuestra cocina, aunque sin obsesionarse:

  • Si tu plan es tener una parte de alimentos con gluten y otros sin gluten en casa, es importante determinar qué alimentos son “seguros” para los celíacos en la familia. Lo mejor sería poner etiquetas con una palabra descriptiva como “SG” (sin gluten) con un rotulador, en aquellos alimentos e ingredientes seguros.
  • Además de los cereales que hemos mencionado, hay muchos ingredientes de los alimentos con los que tenemos que tener precaución, porque podrían contener trigo, cebada o centeno, por ejemplo salsas preparadas, potenciadores del sabor, almidones modificados, etc. Si tienes dudas lo mejor es contactar con el fabricante.
  • Se puede empezar ordenando todo lo que tengamos en los armarios de cocina y en la nevera y congelador y leer las etiquetas. No lo podemos hacer de golpe claro, mejor por partes para no agobiarnos.